Saltar al contenido

Así se enfría una estrella fallida

Estrella fallida

La temperatura de WISE J0304-2705, un peculiar objeto celeste afín a un mundo, ubicado a entre 33 y 55 años luz, podría haber alcanzado en sus primeras etapas evolutivas la de ciertas estrellas, al paso que hoy en dia ronda solamente el del agua hirviendo.

 

Los causantes del descubrimiento, un aparato de estudiosos dirigido por el astrofísico David Pinfield, de la Facultad de Hertfordshire, en el Reino Unido, resaltan que probablemente este increíble desarrollo tuvo sitio durante cientos de millones de años.

Según el modelo que han construido estos especialistas, el astro gaseoso, cuya masa es unas 25 ocasiones la de Júpiter, se sostuvo a unos 2.800° C a lo largo de unos 20 millones de años.

 

Después, y a lo largo de unos cien millones de años precisamente, se enfrió hasta lograr los 1.500 ºC. Posiblemente a lo largo de mil millones de años mucho más continuara a 1.000 ºC, bastante para que el metano y el vapor dominaran su fachada, y que múltiples cientos de millones años después se enfriara hasta lograr unos cien° C.

WISE J0304-2705 fué clasificado como una enana cobrizo de clase fantasmal Y, una suerte de estrellas erradas, en tanto que, más allá de su tamaño, carecen de la masa que se requiere para hacer reacciones de fusión.

Los astrónomos, que para efectuar sus visualizaciones han usado varios de los telescopios terrestres mucho más esenciales de todo el mundo, como entre los Magallanes de 6,5 metros, ubicado en Chile, apuntan que estas poco comunes enanas cobrizos tienen la posibilidad de lograr temperaturas aún mucho más bajas, y señalan que en los próximos años se hallarán mucho más de ellas.

 

Fotografía: John Pinfield

Asimismo te puede atraer:

Vídeo de la semana

Prosigue leyendo