Saltar al contenido

El ciclo solar en el que nacemos determina nuestra esperanza de vida

sol-nacimiento

Una investigación científico, realizado por un aparato de especialistas de la Facultad Noruega de Ciencia y Tecnología, ha preciso que nacer en un instante de baja actividad del sol equivale a mayores posibilidades de vivir mucho más años (hasta cinco años mucho más de media); por el contrario, nacer en un período del sol de alta actividad disminuye nuestra promesa de vida. El estudio fué anunciado en la gaceta Proceedings of the Royal Society B.

 

La investigación se fundamentó en los datos demográficos de personas nacidas entre 1676 y 1878 comparándolos con las visualizaciones efectuadas a lo largo de esos años a nuestro Sol. Los desenlaces mostraron que la gente que habían nativo de los ciclos de máximo del sol, caracterizados por llamaradas de enorme alcance y tormentas geomagnéticas tenían una promesa de vida de 5,2 años menos que los nacidos en un intérvalo de tiempo de mínimo del sol.

 

Los máximos solares, marcados por un incremento de las eyecciones de masa coronal, máculas solares y erupciones, están vinculados a los escenarios de radiación ultravioleta por radiación. De esta forma, este agobio ambiental puede perjudicar a la supervivencia y al desempeño reproductivo. Hablamos de la primera oportunidad que queda probado que “no solo la supervivencia infantil y por consiguiente la vida útil, sino más bien asimismo la fertilidad, se asocia a la actividad del sol al nacer”, comentan los autores.

 

Esta asociación entre el período del sol y el instante del nacimiento era aún mucho más palpable en las féminas que en los hombres: “la exposición materna a la actividad del sol a lo largo de la gestación puede perjudicar a la condición física de las pequeñas. El efecto de la situación colega-económica sobre la relación entre la actividad del sol y la fertilidad proponen que las mujeres embarazadas de prominente estatus fueron capaces de eludir en mayor medida los resultados perjudiciales de alta actividad del sol, probablemente por mantenerse fuera del Sol o por una dieta mucho más saludable”, aclaran.

 

Asimismo te puede atraer:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en sus formas. Seguidor incondicional de Daneel Olivaw y, en el momento en que puedo, terraformo el mundo colorado o cazo cylons. Hasta el momento en que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Sigue leyendo