Saltar al contenido

Encuentran una de las primeras estrellas de la Vía Láctea

Vía Láctea

Se estima que la galaxia de la Vía Láctea se produjo hace mucho más de 13.000 millones de años. Los últimos estudios proponen que esta se formó por la fusión y la acumulación de enanos halos que poseen estrellas y gas, y que en su centro están las estrellas mucho más viejas.

En este momento, un conjunto de estudiosos del Centro de Astrofísica de Canarias (IAC) hizo entre los últimos descubrimientos sobre esta galaxia. Han reconocido una estrella que fue indispensable para la capacitación de los primeros elementos químicos de la Vía Láctea.

Su estudio muestra el hallazgo de entre las primeras estrellas de esta galaxia, tal como un de las estrellas con el menor contenido de metal visto. Esta está a 7.500 años luz del Sol, en el halo de la Vía Láctea, y está durante la línea de visión de la constelación de Lynx. 

El descubrimiento se hizo usando los fantasmas logrados con un sistema óptico para obtención de imágenes (OSIRIS) en el Enorme Telescopio Canarias (GTC), en concreto, en el Observatorio Roque de los Tipos (en Garafía, La Palma).

Los desenlaces señalan a que la estrella mencionada con el nombre de J0815 + 4729, aún está en la secuencia primordial. Su masa es baja, cerca de 0,7 ocasiones la masa del Sol, si bien tiene una temperatura superficial de 400 grados mucho más.

 

 

 

La técnica usada, llamada espectroscopia, permitió a los astrónomos desarticular la luz de los elementos celestes para estudiar sus características físicas y químicas. Esto declara que la estrella tiene únicamente una millonésima una parte del calcio y el hierro que tiene dentro el sol, pero tiene un contenido de manera comparativa prominente de carbono, cerca del 15 % de la abundancia del sol.

Según enseña David Aguado, estudiante de investigación y primordial creador del emprendimiento, “conocemos solo unas escasas estrellas de este género en el halo, donde están las estrellas mucho más viejas y mucho más pobres en metales de nuestra galaxia”.

 

Una estrella no tan ignota

J0815 + 4729 ahora había sido observada de antemano. Esta se identificó por vez primera desde la banco de información SDASS (Sloan Digital Sky Survey), y después se observó con el espectrógrafo de dispersión media ISIS, en el Telescopio William Herschel (WHT) del Conjunto de Telescopios Isaac Newton, que asimismo está en el Observatorio Roque de los Tipos.

Asimismo te puede atraer:

Carlos Allende Prieto, otro estudioso de IAC, afirma que “esta estrella se encontraba oculta en la banco de información del emprendimiento BOSS, entre un millón de fantasmas estelares que hemos analizado, que necesitan un notable esfuerzo de observación y computación. Necesita espectroscopia de alta resolución en enormes telescopios para advertir los elementos químicos en la estrella, lo que puede asistirnos a entender las primeras supernovas y sus progenitores“.

De momento se estima que, en el futuro próximo, el espectrógrafo de alta resolución HORS (en la actualidad en etapa de prueba) sea un instrumento clave para el análisis químico de estrellas enclenques como esta. Además de esto, la detección del litio presente está ofreciendo en este preciso momento una información de escencial relevancia para el estudio de puntos relacionados con fenómenos como el Big Bang.

 

Referencia: David S. Aguado et al, J0815+4729: A Chemically Primitive Dwarf Star in the Galactic Halo Observed with Enorme Telescopio Canarias, The Astrophysical Journal (2018). DOI: diez.3847/2041-8213/aaa23a

Vídeo de la semana

Prosigue leyendo

¿Que te ha parecido?