Saltar al contenido

La atmósfera de las enanas marrones podría albergar vida

Enana marron

Al meditar en vida extraterrestre, siempre y en todo momento la imaginamos en planetas rocosos afines a la Tierra. Pero el cosmos está repleto de sorpresas. Ciertos científicos piensan que la atmósfera de las enanas cobrizos podría ser un ambiente propicio de cara al desarrollo de microorganismos. 

Las enanas cobrizos son elementos celestes con una masa que fluctúa entre la de los planetas colosales gaseosos como Júpiter y las estrellas mucho más pequeñas. Su particularidad radica en que no tienen la capacidad de sostener las permanentes reacciones nucleares que permiten la presencia de las estrellas, de manera que se quedan a medio sendero entre estas y los planetas. 

Según un estudio nuevo de la Facultad de Edimburgo comandado por el científico Jack Yates, las capas superiores de la atmósfera de las enanas cobrizos muestran presiones y temperaturas afines a las de la Tierra, y podrían albergar microbios en corrientes ascendientes ricas en elementos básicos para la vida.

Ya que se estima que solo en la Vía Láctea podría haber unos mil millones de enanas cobrizos, esto dispararía el número de aspirantes a viable hogar de organismos alienígenas. 

Una atmósfera agradable

La presencia de microbios que viven en las corrientes de aire de nuestro mundo es famosa ya hace décadas. ¿Por qué razón no iba a ocurrir algo afín en las capas atmosféricas semejantes a la terrestre de ciertas enanas cobrizos?

En 2013, los astrónomos descubrieron WISE 0855-0714, una enana cobrizo a solo 7 años luz de distancia que parecía contener nubes de agua en su atmósfera. Yates y su aparato se han apoyado en el estudio de este cuerpo celeste para detectar qué género de microbios podrían progresar en las zonas habitables de gigantes atmosferas compuestas más que nada de hidrógeno. En sepa de luz del sol, estos organismos se alimentarían de nutrientes químicos. Las visualizaciones de las atmosferas de las enanas cobrizos revelaron que en ellas están la mayor parte de elementos de los que es dependiente la vida en la Tierra: carbón, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno.

Por ahora, la iniciativa es una especulación, pero muchos son los astrobiólogos que piensan a las enanas cobrizos niveles convenientes a la vida. Los científicos aguardan intranquilices la publicación del telescopio espacial James Webb, sosprechado para octubre de 2018. Este observatorio relevará al Hubble y va a contar con instrumentos de infrarrojos especiales para escrutar la atmósfera de estas estrellas erradas aspirantes a contener alienígenas microscópicos. 

Fotografía (NASA / JPL-Caltech / Facultad de Ontario Occidental / Facultad de Stony Brook): La ilustración exhibe de qué manera podría ser el tiempo atmosférico en una enana cobrizo.  

Asimismo te puede atraer:
Francisco Jódar

Francisco Jódar

Periodista. Interesante. Escéptico reincidente. Ilusionado feroz: no hay mañana, pero me levanto todos y cada uno de los días a las 6.

Vídeo de la semana

Prosigue leyendo