Saltar al contenido

Un agujero negro hambriento devora una estrella a toda velocidad

Galaxia

Científicos de la Facultad de Estrasburgo, del Centro de Investigación en Radioastronomía de Australia (ICRAR) y de la Facultad de Luisiana descubrieron un orificio negro que se está tragando una estrella próxima diez ocasiones mucho más veloz de lo que los especialistas creían viable hasta la actualidad. El orificio negro, popular como P13, está ubicado a las afueras de la galaxia NGC7793, a unos 12 millones de años luz de la Tierra.

 

Según Roberto Soria, creador primordial del trabajo, que fué anunciado en Nature, otra característica peculiar de este desarrollo es que, conforme el gas de la estrella va siendo absorbido por el orificio, este se marcha poniendo poco a poco más ardiente y refulgente.
En verdad, los científicos advirtieron la presencia de P13 pues era considerablemente más lumínico que otros orificios negros, y por eso de entrada pensaran que su iluminación se debía a su importante tamaño.

 

“Se estima que la agilidad máxima a la que un orificio negro puede tragar gas y generar luz viene cierta por sus dimensiones. Conque era lógico sospechar que P13 era mucho mayor que los orificios negros ordinarios y menos refulgentes que se ven en la Vía Láctea“, explicó Soria, estudioso del ICRAR.

 

No obstante, en el momento en que los especialistas midieron la masa de P13, hallaron que, de todos modos, era mucho más pequeña de lo que se espera, pese a ser miles y miles de veces mucho más refulgente que el Sol. Eso les logró ver la proporción de materia que se encontraba consumiendo. “De todos modos no hay un límite a su voracidad, como pensábamos antes. Los orificios negros tienen la posibilidad de consumir mucho más gas y generar mucho más luz que lo que imaginábamos hasta la actualidad”, concluye Soria.

 

 

Asimismo te puede atraer:

Vídeo de la semana

Prosigue leyendo