Saltar al contenido

Una fuerza invisible está destrozando el cúmulo de estrellas más cercano al Sol

fuerza-invisible
ESA/Gaia/DPAC, CC BY-SA 3.0 IGO; acknowledgement: S. Jordan/T. Sagrista.

El cúmulo de estrellas mucho más próximo al Sol, las Híades, es perturbado por la predominación gravitacional de una composición masiva, si bien invisible, en nuestra galaxia, descubrieron los astrónomos, quienes piensan que esta composición ubicada a unos 150 años luz de distancia de nosotros, fueron aplastadas por una fuerte nube de materia obscura con una fuerza semejante a diez millones de masas solares.

Desde nuestra visión aquí en la Tierra, las estrellas del cúmulo de Híades (que son unas 80) son muy refulgentes y forman una atractiva V que dibuja la cabeza del toro, adjuntado con la aún mucho más refulgente enorme roja Aldebarán, en la constelación de Tauro, ocupando unos 60 años luz de diámetro.

En este momento, un aparato de astrónomos de la Agencia Espacial Europea (ESA) descubrió merced a los datos del satélite de cartografía estelar Gaia de la ESA, las consecuencias de un choque y fuga en nuestro vecindario galáctico. Mientras que estudiaban el cúmulo se dieron cuenta que podría ser despedazado por la predominación gravitacional de una composición masiva pero invisible en nuestra galaxia, probablemente materia obscura. Si es verdad, esto podría proveer prueba de una población sospechosa de “subhalos de materia obscura”, unas nubes invisibles de partículas que se cree representan genuinas reliquias de la capacitación de la Vía Láctea y que en este momento están desperdigadas por la galaxia, formando una subestructura invisible que ejercita una predominación gravitacional notable sobre cualquier objeto que se acerque bastante.

Los cúmulos de estrellas van perdiendo de manera natural sus estrellas conforme estas se mueven en la composición abierta y se ven influidas por sus tirones gravitacionales. Estos tirones tienen la posibilidad de desplazar a ciertas de la estrellas al filo del cúmulo y estas verse arrastradas de nuevo por la fuerza gravitacional de la galaxia, lo que da forma a largas colas, lo que se conoce como colas de marea (ya que una prosigue al cúmulo de estrellas y otra se adelanta).

 

El cúmulo de estrellas está disolviéndose

Tratando cuantificar cuántas estrellas contaba todas las colas de marea de las Híades con los datos de Gaia, cuya encuesta rastrea la distancia y movimientos de 1.800 millones de estrellas en nuestra galaxia, los estudiosos de la ESA y del Observatorio Europeo Austral desarrollaron un modelo que parece el movimiento de las estrellas en el momento en que escapan del cúmulo, a lo largo de la vida útil del cúmulo de 600 a 700 millones de años. Cuando se equipararon estas simulaciones con los datos de Gaia, se dieron cuenta que las colas de marea de las Híades eran considerablemente más largas de lo que se espera.

¿Qué había pasado? Las colas incluían cientos de estrellas repartidas durante una cantidad enorme de años luz. Además de esto, entre las colas parecía tener menos estrellas de las que debería.

Ajustando las simulaciones para intentar argumentar este misterio, una oportunidad intrigante apareció frente sus ojos: una colisión con un conjunto de materia con una masa de precisamente diez millones de soles parecía haber causado el efecto.

“Debe existir habido una interacción próxima con este conjunto verdaderamente masivo, y las Híades sencillamente fueron aplastadas”, enseña Tereza Jerabkova, líder del trabajo que publica la gaceta Astronomy & Astrophysics.

Sabiendo que no hay nubes de gas perceptibles u otros cúmulos de estrellas por alrededor, ¿qué podría haber provocado esta desintegración?

Los científicos atribuyen este acontecimiento a la materia obscura, ese ingrediente esquivo y enigmático que se cree empapa el cosmos y que interacciona mediante su impactante gravedad.

“Y con estos descubrimientos, vamos a poder marcar un mapa de las subestructuras (materia obscura) de la Vía Láctea bastante superior que jamás”, asegura.

 

 

Asimismo te puede atraer:

Referencia: Tereza Jerabkova et al. The 800 ordenador long tidal tails of the Hyades star cluster, Astronomy & Astrophysics (2021). DOI: diez.1051/0004-6361/202039949

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en sus formas. Seguidor incondicional de Daneel Olivaw y, en el momento en que puedo, terraformo el mundo colorado o cazo cylons. Hasta el momento en que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Prosigue leyendo